“EN MIS VENAS TU SANGRE”


Cuando me obligaron a marcharme,
de la tierra que me vio nacer,
¡ hijo de mi Dios ! yo quise regresarte,
para que me acompañases, en el viaje que debía recorrer.



Me llevé en el equipaje,
tu sonrisa, tus lágrimas, tus esperanzas y también tu sufrir,
marché hacia el nuevo viaje,
con tus palabras, tus canciones, tus mensajes y tu eterno existir.


Por mis venas corre tu sangre,
y muy dentro de mi corazón,
guardo todo lo que tú me enseñaste,
hijo de mi Dios, hijo de mi religión.



El acero que te encadenaba el cuello, los pies y las manos,
lo llevé a otros lugares, para enseñarlo a mis nuevos hermanos.



Los que nos hicieron sufrir,
hoy deben saber, que el universo entero es tu hogar,
y tu eterno existir,
hijo de mi Dios, és nuestra libertad;



tu familia, los corazones que buscan el bien,
mi familia, los corazones que tú me dejaste conocer.



Yo sé que me oyes, cuando la vida me hace sonreír,
me ves, cuando me hace llorar
y me sientes, cuando me hace sufrir.
Yo sé que estás conmigo, yo siento tu respirar,
porque si así no fuera, cómo iba yo a poder caminar …
Hijo de mi Dios, hijo de tu Dios, hijo de mi verdad,
hay en esta tierra …, demasiada maldad.



Yo sé que tú estás a mi lado, siento tu fuerza,
siento tu calor,
por mis venas corre tu sangre, y tu herida abierta,
la siento en mi corazón.
Arde la pasión,
que tú me enseñaste y yo quise aprender,
encendida sigue la llama de la fe y, nunca deja de arder.



Aunque a tu corazón amante,
lo encadenaron bajo tierra,
tu luz seguirá incesante,
alumbrando el camino, contra cualquier guerra …



Ayúdame desde tu cielo, que yo desde el mío te amaré.
Donde tu esclavitud ya no existe, quiero estar.
Cuando legue mi hora, llámame, que yo iré,
donde mi libertad,
es tu paz,
allí, marcharé …





Por mis venas corre tu sangre,
y mi corazón,
palpitante de amor,
grita tu nombre, lucha por tu inmortalidad.
Hijo de mi Dios, hijo de tu Dios ..., hijo de mi verdad …

















Autor:( Copyright) Vicente V. Solera
------------------------
Muchas personas se aferran a la fe, para soportar injustas aberraciones …, a veces, sólo con la fe, pueden seguir caminando y
seguir soportando, las injustas leyes que les hacen abandonar,
la tierra que los vio nacer.
---------------------------------

El mundo nos lastima a todos, y luego algunos,
sacan fuerzas de sus heridas. ( Anónimo.)
---------------------------

Dedicado a mi Amiga, Shayesteh Rostami, por su lucha y por su amor..., a su tierra.

5 comentarios:

Fabio dijo...

Excelente. Buenisimo... alguns palabras me calaron, como inmigrante que soy. Distintas historias, pero algunas emociones y sentimientos similares.
Saludos
faBio

nickjoel dijo...

este poema esta espectacular, pero por lo profundo y lo real. Me has dejado sin palabras, en mis venas esta tu sangre...... dios... cuantas cosas suceden en este mundo en base a la Religion, la creencia debe ser más de corazon que de razon...... un fuerte abrazo y que dios te bendiga......

A_Mar dijo...

Que escrito tan profundo y tan cierto...en situaciones dificiles nuestra fe es lo único en lo que nos apoyamos, cuando sentimos que ya no nos queda mas.
Mi sincera felicitación por la inspiración de este poema que es tan bello como profundo.

Hola raiandoelsol...gracias por visitar mi blog, como habras visto, es en honor al escritor Francesc Picas, quien como tu desborda sencibilidad. Yo no tengo la gracia de escribir, pero me encanta leer y darle el merito y reconocimiento a quienes desbordan sentimiento en sus letras.
Te felicito por tan bello don.

Un cordial saludo...

A_Mar

ROMANO dijo...

Hermoso.

Dios te bendiga!

Raquel Cira Rodriguez dijo...

Mi querido Vicente, este hermoso poema me llegó al alma porque como inmigrante que soy y que tuve que salir de mi tierra en contra de mi voluntad, me identifico plenamente con sus letras,
Gracias por enseñarme este lindo rincón de tu alma.
Tu amiga,
Raquel Cira