“SIN INSPIRACIÓN”





Hoy, no escuché las noticias de la televisión.
No sé nada sobre la lucha contra el terrorismo,
ni sé nada sobre la bolsa de nueva york,
ni sé si han hablado sobre la conquista de Marte,
o si han hablado de alguna boda de la casa real,
ni sé cómo quedaron con eso de las armas químicas,
ni de la tecnología nuclear.



Hoy, voy vagabundeando
como un muñeco roto, por el bulevar;



observando a la gente del pueblo,
personas sencillas,
gente normal,
que tiene sueños, ilusiones y también pesadillas,
y observo también, a gente aparentemente natural,
voy vagabundeando, como un huérfano,
así me siento, sin mi canario …



Y la gente comenta;



que el cura del pueblo, a su vecina,
cuando los santos se van a dormir, le hace el amor,
y dicen, que la nicotina,
ha dejado impotente a un actor de porno,
cuando él estaba en todo su esplendor.



Y dicen, hablan, comentan;



que la verdulera,
muy temprano tuvo que cerrar la tienda,
porque a su marido lo ha pillado
en su cama con un señor,
élla tiene mucha, mucha pena,
mas dice que lo va a matar,
pues eso de compartir las verduras con desconocidos,
le causa mucho, pero que mucho dolor.



La verdad es que no sé que hacer con el canario,
si enterrarlo o disecarlo.



Hoy, no escucharé las noticias de televisión,
sigo vagabundeando por el bulevar,
prefiero escuchar a la gente del pueblo;



por aquí van diciendo;



que la chica de la tienda de ropa,
con un maniquí, a su jefe le ha roto la cabeza,
porque el buen señor,
quería meterle mano por debajo de la falda,
y élla, como no se dejaba,
no le quería pagar el jornal.



La verdad, estoy muy triste,
ya no sólo por el canario,
sino porque echo mucho de menos,
su forma de cantar,
Sé que estoy un poco pesado,
con el dichoso pajarito,
pero es que pienso,
que ya no encontraré otro igual.



Ayer se me murió el canario;
y parece mentira,
sólo por éso, me quedé,
sin inspiración,
y pensar que cada mañana,
me cantaba,
la novena sinfonía de Beethoven.



El bulevar está muy concurrido
y la gente sigue comentando;



dicen que una vecina
no limpia la escalera cuando le toca,
porque dice, que la mierda de otros,
está hasta el moño de fregar.



Y dicen, que un violador arrepentido,
se ha machacado los testículos
con el secador de pelo que utilizaba su mujer.



Por aquí, parece raro,
pero hoy no hablan ni de la economía,
ni si hay más o menos desempleados,
ni de la precariedad sanitaria,
ni si hay corrupción entre los diputados.
Comentan,
que un cirujano, estaba operando a una señora,
y cuando terminó,
en la mesa de operaciones la violó.



Y pensar que mañana mi canario,
no me cantará el himno de la alegría,
parece mentira, pero deprime,
ya lo creo que deprime.



Dicen que a un vecino,
de un paraguazo en la cabeza, se lo han cargaó,
dicen, que se lo cargaron ,
porque los gastos de la escalera no los quería pagar.



La verdad es que algo está pasando,
algo está cambiando,
ya no hablan si va a llover o va a nevar,
si va hacer frío o va hacer más calor,
por aquí,
Comentan, que va como un loco por ahí,
el cobrador del frac.
Ni hablan hoy de política,
ni si han atracado una sucursal bancaria,
dicen, que una persona se quedó sin trabajo,
y ahora toca el violín en el tejado,
y mañana tocará en la puerta del defensor del pueblo,
mas dicen que el alcalde de no sé que pueblo,
ha dicho que le importa un huevo
si no tienes dinero para pagar la contribución.



Está anocheciendo en el bulevar,
y quiero huir de la monotonía,
pero hoy me parece que va a ser imposible,
aquí siguen comentando,
parece que me están contando,
toda la antología de lo anormal.



Dicen que un tipo
ha intentado violar
a una abuela de ochenta años,
y como con la señora no pudo,
lo intentó con el portero automático.
Otro tipo, por cobrar la herencia,
ha matado con una vieja urraca, a su hermano,
el que coleccionaba dinero y coleccionaba gusanos.



Yo sigo pensando en mi pobre canario.
Pensar que cada amanecer
me cantaba la novena sinfonía de Beethoven,
mira que me pone triste …
Pero yo sigo escuchando,
así, tal vez,
se me vaya un poco esta tonta melancolía.



Dicen que hay un tipo por ahí suelto,
con gabardina en los meses de verano,
que les toca la flauta a las mujeres, subido en un tejado,
y dicen que no es, ni Europeo, ni es Americano ..



Algunos hombres
y algunas mujeres,
ahora prefieren hacer el amor
con la pantalla del ordenador,
y hay quien afirma,
que por el día es extraterrestre
y por la noche, es el lobo feroz.



La gente del pueblo está un poco indignada,
personas sencillas,
personas trabajadoras, con sus sueños, sus ilusiones
y también con sus pesadillas.



Dicen, hablan, comentan,
que los políticos quieren aprobar una ley,
que dice lo siguiente:
dejaremos que las aguas del río vayan al mar,
bueno, eso está bien, siempre fue así,
éso no es nada raro,
las aguas del río siempre nos sirvió para regar,
para regar los campos de patatas,
los naranjos o el trigal,
pero no, ahora, lo que quieren,
es que toda …, toda el agua vaya al mar,
y cuando llegue al mar, quitarle la sal,
no sé, pero la gente,
me parece que está un poco con la mosca en la oreja,
tócate los huevos …, hoy gritan, en el bulevar.



Mañana no lo sé , pero hoy,
no voy a necesitar estimulantes para sentirme bien,
ni voy a necesitar pastillas para poder dormir,
tan sólo necesitaré, un beso tuyo nada más,
cariño, ven,
que absurda es la vida sin ti,
cariño, te espero en casa,
me siento un poco mejor, me siento bien,
pero cariño, no me preguntes por qué.

----


Autor:( Copyright) Vicente V. Solera




5 comentarios:

Esther dijo...

Hola! has dicho tanto en esta poesía y eso que ponía que no tenías inspiracion. jajaja si la llegas a tener.Eso si lo del canario no sé si será real o no, si es real lo siento , y sino ha estado muy gracioso como estribillo de versos. Me ha encantado.

Besos

Naveganterojo dijo...

¿Para que querias ver la television?,si la gente del pueblo son mas divertidos y encima te enteras de todas las noticias.
Pobre canario,mañana estara en boca de esa gente,y a saber lo que diran,quiza digan que tu los has matado por que desafinaba.
Has descrito a la perfeccion la vida urbana de una pequeña ciudad,y ademas te ha quedado un relato lleno de ironia y al mismo tiempo de tristeza.
Un saludo

DianNa_ dijo...

El día a día no inspira toda clase de sentimientos, llegan suaves o o duros, matices, colores, olores, sentimientos... y tu los desgranas con tu sensible pluma... y llegas.

Gracias, me ha encantado leerte.

Besos

DianNa_ dijo...

Quise poner "nos inspira" :)

Vane dijo...

Creo que la inspiración no te faltó, además le sumaste a tu poesía algo de dolor, justicia, llanto, verdad.

No necesitamos ver la tele, escuchar la radio, leer el periodico, sólo mirar un poquito lo que pasa en la calle al caminar, y hasta miedo te da ver lo que está pasando con nuestro mundo.
Aunque parezca imposible no todo está perdido, y el pájaro otra vez va a cantar.

Un saludo y gracias por pasar.