"LAMENTOS DE UNA MADRE"



Hijo mío,¡dónde estarás hoy!
temerosa,
por las terroríficas encrucijadas voy,
buscándote en la oscuridad,
donde hoy vives,
sin el calor de tu hogar,
sin poder disfrutar,
de tu libertad.



Hijo mío,
lágrimas ya no me quedan,
pero sangre para darte,
toda la que quieras,
te están vendiendo muerte para ti
y tristeza sin fin, para mi.
Vuelve a casa, te están ofreciendo,
falso y disfrazado placer,
en tus venas te estás metiendo,
vida tuya sin amaneceres,
días y noches sin saber...



Fruto del amor y por amor,
te dí ser para vivir,
duro, muy duro trabajé para verte crecer,
y hoy, si es preciso, te doy mi sangre,
para que puedas resistir,
te están ofreciendo veneno
que te puede enloquecer,
estás comprando falsas sonrisas,
que hoy no puedes ver,
y dolor para mañana,
cuando ya sea tarde para comprender.



Hijo mío, donde tú estás yo estoy,
temerosa,
por las terroríficas encrucijadas voy,
buscándote en la oscuridad,
donde vives hoy,
y azul, la vida, la vida puede ser azul,
el amor, si lo buscas, volverá,
hoy juego sola,
con los juguetes que guardamos en el baúl,
si a tu corazón lo llamas, vendrá,
no permitas que destruyan tu juventud.



Hijo mío,
lágrimas ya no me quedan,
pero sangre para darte,
toda la que quieras,
te están vendiendo muerte para ti
y tristeza sin fin, para mi.
Vuelve a casa,
vuelve, vuelve al alba,
en tus venas te estás metiendo,
días y noches sin volvernos a ver,
vida tuya sin amaneceres te están ofreciendo,
hijo mío, sin saber...,
te están dando, falso y disfrazado placer.




Autor:( Copyright) Vicente V. Solera




-------------------------------
Los que cultivan, fabrican las drogas y luego las venden, les importa muy poco las familias que destruyen y menos les importa quién las consumen, sólo les importa enriquecerse.
Las madres ven como sus hijos se marchan de casa … y nadie como una madre, puede sentir lo que es perder a un hijo por culpa de algo tan desagradable como las drogas.
Homenaje a todas las Madres, porque por sus hijos dan su sangre y su vida si es preciso.
------------------------

7 comentarios:

Esther dijo...

Me ha encantado la poesía y muy cierta de verdad, y todo lo que dices.Ellos miran por enriquecerse a costa de la salud de otros y de las ilusiones y felicidad de muchas familias, porque la destrozan al completo. Ojalá se les pillara a todos los traficantes y todo el dinero que han ganado y posesiones que tengan a costa de el que el estado lo reinvirtiera en la rehabilitación de los drogadictos para sacarles de ese pozo en el que están metidos.

Besos solidarios^^

Naveganterojo dijo...

Que fuerte es esta poesia,que drama el de esa madre que ve hundirse a su hijo,(sangre de su sangre)y no puede hacer nada.
Que dolor mas tremendo el de esa mujer a la que le roban la vida de su hijo y no puede hacer mas que mirar impotente.
Maldita droga.
Un saludo

Esencia Mia dijo...

Aquì visitando de nuevo tu espacio.
Impactante poesìa y lo màs triste es que es el drama diario de tantas madres que ven a sus hijos hundirse en las garras de ese mal contemporàneo que es la droga.

Siempre es grato leerte.

Un saludo desde Mèxico.

Raquel Fernández dijo...

Absolutamente conmovedor. Tus palabras me emocionaron muchísimo. Soy madre y daría la vida por mi hijo sin dudarlo.
Es terrible el problema de la droga. La falta de escrúpulos de algunas personas, que sólo piensan en enriquecerse y trafican con la muerte. A veces me pregunto, ¿cómo pueden dormir sabiendo el daño que hacen?
Te felicito por este poema.
Un beso grande.

DianNa_ dijo...

Es aterradora y poética realidad, pones el alma en tus letras y eso se transmite... felicidades , me llegas y te quedas... ;)

Mañana cumplo un año de blog :))

Besoss!!

Vane dijo...

Es triste la poesía, pero llena de verdad, esto pasa lamentablemente todos los días. Hay madres que con mucho amor logran sacar a sus hijos de ese infierno, y hay otras que ven como se apaga una vida.
Cuanto dolor pueden causar los seres que sólo saben hacer daño, los que venden esa porquería.

Saludos y gracias por pasar siempre

PAOLA dijo...

Gracias por regalarnos esta sensación diferente de ser madres, una disfruta este vínculo y agradece salud y burbujas de cuento de hadas, miradas como la tuya nos hace abrir más nuestros ojos! me conmovió hasta lo más profundo.
Ojala´aceptes pasar por mi "casa virtual" donde también desde otro lugar elevo mi plegaria.
Saludos